Archivo por meses: marzo 2014

Sistemas de tratamiento de aguas residuales

Llamamos aguas residuales urbanas a los líquidos procedentes de la actividad humana, que llevan en su composición gran parte de agua.  La contaminación principal de las aguas residuales domésticas está formada por materia orgánica, tanto en suspensión como en disolución, que en gran parte son de tipo degradable.  Los aportes que generan esta agua son:

  • aguas negras o fecales
  • aguas de lavado doméstico
  • aguas procedentes del sistema de drenaje de calles y avenidas
  • aguas de lluvia y lixiviados

El Reglamento del Condominio establece la obligación de todos los propietarios de construir en su finca filial una unidad de tratamiento de aguas negras, dando preferencia a las unidades aprobadas por el Ministerio de Salud y/o por el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, en los cuales el afluente sea de una calidad tal, que pueda ser utilizado en el verano para riego de sus propias zonas verdes.

Normalmente, los sistemas de tratamiento están compuestos por una trampa de grasa, el tanque séptico y los drenajes.

¿Qué tipo de mantenimiento requieren?

Trampas de Grasa: Lo recomendable es limpiarlas cada 3 a 6 meses.

Tanque Séptico: Su mantenimiento depende del tamaño y número de habitantes de la casa. En promedio lo ideal es dar el mantenimiento cada uno o dos años. Todos los sistemas de tratamiento de aguas residuales tienen un tratamiento primario que separa los sólidos del agua por lo que este mantenimiento es para todos los casos. En el mercado hay variedad de empresas que ofrecen el servicio de limpieza de tanques sépticos, lo importante es asegurarse que la empresa que se contrate, responsablemente lleve esos desechos a una planta de tratamiento y  esté debidamente registrada ante el Ministerio de Salud.

Es recomendable no depositar materiales sólidos al tanque séptico que puedan saturar el drenaje como por ejemplo: preservativos, toallas sanitarias, tampax, protectores, maquinillas de afeitar, papel higiénico, cualquier tipo de juguetes, etc. Es importante que para el aseo del servicio sanitario no se utilicen detergentes ni desinfectantes, solamente productos biodegradables. Lo anterior porque los detergentes matan los microorganismos encargados de degradar el material fecal y si estos microorganismos no existen, el tiempo de que el tanque séptico este limpio va hacer más corto en un periodo determinado.

Drenajes: La vida útil de los drenajes sanitarios la determinan en su gran mayoría el estado de los tanques sépticos. Ahí la importancia de limpiar los tanques, extraerles todo el contenido séptico, a fin de evitar que el agua que evacua el drenaje no lleve sólidos flotantes.

Otros Sistemas: Cada sistema de tratamiento requiere un tipo de mantenimiento distinto. Por ejemplo los sistemas aeróbicos que incluyen presencia de oxígeno, trabajan con equipos de inyección de aire que requieren mantenimiento específico. Lo recomendable es conocer el tipo de sistema con que se cuenta para anualmente solicitar una revisión del sistema por parte del proveedor y realizar una prueba de calidad a las aguas tratadas, de modo que se garantice la remoción solicitada por el Ministerio de Salud para aguas para riego.

Problemas comunes y cómo prevenirlos:

  1. Afloramientos de agua residual: Este problema es el más común dentro del Condominio y se debe a dos posibles razones:
  2. La longitud de drenajes es insuficiente: según sea el tipo de suelo y el número de habitantes del sistema, debe haber una longitud mínima de drenajes para garantizar la filtración de las aguas al terreno. Cuando no se han realizado las pruebas técnicas para conocer la capacidad de filtración del terreno, es posible que haya un mal diseño y por tanto una falta de capacidad de los drenajes. Lo recomendable en este caso es ampliar la zona de drenaje. Para terrenos quebrados, los cuales son la mayoría dentro del condominio, lo más funcional son los pozos de absorción, los cuales son drenajes construidos en sentido vertical para garantizar que las aguas se filtren a niveles por debajo de los terrenos  aledaños. Otra opción recomendable es la de instalar sistemas de riego por goteo que distribuyan el agua por toda la propiedad. Esta solución permite además el ahorro del agua potable que se consume con los sistemas de riego.
  3. Saturación de los drenajes con material sólido y grasas: Cuando no se ha dado el mantenimiento adecuado a las trampas de grasa y tanques sépticos, estos se saturan. Por esta razón, las aguas no son debidamente separadas de los sólidos y grasas, los cuales pasan a las siguientes etapas del sistema y llegan hasta los drenajes, ocasionando que se obstruyan y no permitan el paso del agua. En este caso deberá realizarse un nuevo drenaje forzosamente. De ahí la importancia de los mantenimientos al tanque séptico.
  4. Conexiones de agua residual al sistema de recolección pluvial: La descarga directa de agua residual al sistema de recolección pluvial, es una práctica para dar solución al problema de afloramientos de aguas, sin embargo no está permitida legalmente. A raíz del mal asesoramiento de las personas que se contratan es que se tienen este tipo de problemas. Se ha venido trabajando en la detección y eliminación de estas conexiones, mediante inspecciones periódicas y gracias a los vecinos que se acercan a denunciar estos casos. Las conexiones de agua residual al sistema pluvial, ocasionan malos olores en las calles y además, que se contaminen los pasos de aguas de los senderos por lo que es un problema que se trasmite a toda la comunidad.